facebook Youtube Tweeter Instagram correo 

 

Menú

Formar los mejores docentes que se forman en nuestro país.

    Si en el Instituto Superior de Formación Docente Salomé Ureña asumimos como reto formar los mejores docentes que se forman en nuestro país, debemos preguntarnos con mucha ponderación: ¿Qué significa formar los mejores docentes que se forman en nuestro país?

    Se trata de una pregunta compleja que, además, debe quedar siempre abierta, como búsqueda interminable de buenas respuestas. Intentaré en unas cuantas páginas de aventurarme en ese complejo tablero.

    Formar los mejores docentes implica que los mismos tengan competencias bien desarrolladas en el uso productivo de los tres lenguajes fundamentales de nuestros tiempos: el natural, el formal y el informático. El lenguaje natural implica el dominio comprensivo y expresivo de la lengua natural, en nuestro caso el castellano (o español) y, deseablemente, de otro idiomas; el lenguaje formal refiere a las matemáticas, como disciplina de análisis y razonamiento y como conjunto de herramientas para representar, modelar y operar sobre distintas realidades; el lenguaje informático remite a competencias en el uso y aprovechamiento personal y para la enseñanza y la gestión docente de las distintas herramientas que ofrecen las tecnologías de la información y la comunicación, en continuo y vertiginoso desarrollo.

    Formar los mejores docentes requiere, sin dudas, extensa y profunda incorporación de conocimientos, muy especialmente en aquellos ámbitos en los que uno se prepara para enseñar. Para discutir esto vale la pena apoyarse en Lee Shulman, psicólogo educativo, profesor emérito de Stanford University, una referencia fundamental en materia de enseñanza y curriculum.

    Para Shulman hay tres tipos de conocimiento:
    (a) conocimiento del contenido temático de la materia,
    (b) conocimiento pedagógico del contenido, y
    (c) conocimiento curricular.

    El conocimiento del contenido temático de la materia, a lo que nos referimos comúnmente como “dominar la materia”, es imprescindible. No se puede ensenar lo que no se conoce y no se puede ensenar bien lo que no se conoce bien. Para decirlo en términos del propio Shulman: ‘‘Aquellos que pueden, hacen. Aquellos que entienden, enseñan’’.

    Si uno va a enseñar matemáticas, debe conocer bien las matemáticas, sus conceptos y reglas y la estructuras en las que se organizan. Si uno ve a enseñar ciencias naturales debe conocer bien la biología, la química, la física, los hechos y conceptos de estas disciplinas y las estructuras en las cuales los conceptos y principios básicos de cada disciplina se organizan para incorporar y tratar los hechos que abordan.

    Share on Myspace

    Hay 139 invitados y ningún miembro en línea


     
     
    postgrado

    RelacionesInstitucionales

     

                     Messcyt.fw Minerd.fw Ideice.fw Inafocam.fw Inabie.fw Inabima1.fw Inaipi.fw Inefi.fw